Investigación en Cirugía Plástica

INVESTIGACIÓN

Investigación realizada

Participamos en varias líneas de investigación y colaboramos en varios  proyectos con la Universidad de Helsinki mediante la extracción de grasa mediante Liposucción y las piezas que obtenemos con Abdominoplastias y su utilización para la obtención de células madre mesenquimales.

El objetivo es ver como en la práctica clínica estas células obtenidas, nos sirven para el desarrollo de nuevos tejidos.

Sabemos que el tejido adiposo es considerado una fuente excelente de células madre mesenquimales y presenta una cierta similitud fenotípica con las células madre mesenquimales de la médula ósea.

Tiene como ventajas frente a las células madre de la médula ósea: cirugía de baja invasividad, baja morbilidad y gran cantidad de células aisladas.

El resumen de nuestro estudio es que las Células Mesenquimales obtenidas con nuestro protocolo de aislamiento mantienen su capacidad de diferenciación multipotente, dando lugar a células endoteliales, adipocitos, cartílago y hueso.

La aplicación clínica que los cirujanos hacemos es la de utilizar esas células obtenidas tras Lipoaspiración, unas veces como materiales de relleno, en sustitución de materiales heterológos que pueden dar lugar a reacciones extrañas, y como tejidos sustitutivos en diversas partes del cuerpo.

El envejecimiento de la cara es un proceso inevitable y son muchos los tratamientos que se han utilizado para prevenirlo. Se han empleado más de 100 productos comerciales de relleno heterólogos: aceites de silicona, colágeno, cristales de metacrilato, ácido hialurónico y muchos más, sin embargo el que reúne todos los criterios que se buscan en un material de relleno “ideal” es el tejido adiposo autólogo. Estas cualidades son: seguridad, eficacia, disponibilidad, relación coste-beneficio, práctico y sencillo.

El tejido adiposo se extrae a menudo del abdomen con Lipoaspiración, utilizando cánulas de 2mm que permitirán la obtención de Macrofat, Microfat, Snif, y Nanofat . El grosor de las cánulas y su posterior inyección serán los responsables de los distintos nombres.

Los injertos grasos una vez preparados se inyectaran en la dermis. Se ha visto que se consigue regenerar la piel y mejorar la calidad de la misma, aumento de la elasticidad debido a un incremento de la cantidad de colágeno y de la síntesis de la elastina.

El uso de estos injertos serán una herramienta segura y eficaz con resultados óptimos a largo plazo, y con mínimas complicaciones.

A nivel corporal, los utilizamos en la cirugía de Reconstrucción de mama, como relleno y para mejorar la calidad de la piel radiada; y para rellenar defectos en cualquier parte de nuestro cuerpo.

La cirugía va a permitir corregir y mejorar los signos del envejecimiento, pero en ningún caso va a servir para detener el paso del tiempo.

 

Los Factores de crecimiento

El primer factor de crecimiento -descubierto en 1960- fue denominado Epidermal Growth Factor (EGF) o factor de crecimiento epidérmico (FCE) nombre que indica su capacidad de inducir la proliferación celular en cultivos de células de la epidermis.

Se desarrolló un método de obtención a partir de la propia sangre del paciente. Para ello se realiza una extracción sanguínea al paciente y se centrífuga la sangre.

Aparecen tres fracciones, de las cuales se va a utilizar la fracción 2, que se extrae y se le añade cloruro cálcico que provoca la transformación del fibrinógeno en fibrina. De esta forma las plaquetas liberan los factores de crecimiento que están dentro de su citoplasma. Luego se inyecta como una Mesoterapia.

Objetivo: Regenerar los tejidos. Aplicación en distintas especialidades, Trauma, Ojos, Odontología y nosotros para mejorar la calidad y el aspecto de la piel.

 

Las técnicas futuras

Colaboramos en técnicas de Ingeniería tisular, participamos en un proyecto en el que se intenta conseguir piel artificial funcional,  creando todas sus capas. Para ello, empleamos los distintos precursores que aislamos de las piezas de  lipectomías. Para sintetizar las diferentes capas de la piel, estamos empleando nuevas tecnologías como la Bioimpresión en 3D. Ésta es una técnica revolucionaria que se está empleando en campos muy distintos como industria, diseño.

En nuestro caso, hemos construido una máquina, modificando su cabezal y sustituyéndolo  por jeringuillas. Esto nos permite embeber nuestras  células en proteínas  de matriz extracelular, pj. Colágeno, y sembrarlas en tres dimensiones, creando la disposición adecuada e intentando que las capas sean lo más parecidas al tejido nativo.

newspaper templates - theme rewards